Cinturón seguridad para perros, ¿de verdad es necesario?

El cinturón de seguridad para perros es un elemento de seguridad vial no solo necesario, sino también obligatorio. Es habitual ver conductores que llevan a su mascota sin ningún tipo de seguridad, sin embargo, en caso de accidente, el animal puede sufrir graves daños. Esto puede evitarse con un cinturón de seguridad para perros. Te contamos todos los detalles para que aprendas cómo debe ser o cómo ponerlo.

El cinturón de seguridad para mi perro, ¿es la opción más segura?

Aunque a priori puede pensarse que un perro es bueno y no va provocar ningún accidente, la DGT no dice lo mismo. Según las estadísticas, más de la mitad de los conductores vive situaciones de riesgo por no llevar a los animales bien sujetos en los vehículos. Por este motivo, debemos tomarnos el tema en serio y conocer bien qué medida de seguridad conviene más a nuestras mascotas.

La manera de transportar a nuestros perros puede ser muy diferente según el tamaño y el peso de la mascota. Por eso, hay casos en los que podemos usar un cinturón de seguridad para perros y otro no.

  • Perros pequeños: en este caso, puede usarse un cinturón de seguridad o arnés de doble anclaje en los asientos traseros, siempre que el peso no supere los 10 kilos. Nuestra recomendación es elegir mejor la opción del arnés, ya que un cinturón de seguridad para perros simple no fija del todo al animal.

También puede transportarse al perro en un transportín, bajo uno de los asientos traseros.

  • Perros grandes: los animales de gran tamaño tienen que viajar en el maletero, ya sea con transportín o sueltos con una reja divisoria respecto al resto del vehículo.

¿Cuál es la normativa para el transporte de animales en España?

La Ley de Tráfico dice: “El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía”. Esta frase ya deja entrever que, en el interior del vehículo, una mascota debe estar vigilada, ya que puede provocar algún tipo de accidente si decidiese, por ejemplo, abordar al conductor.

Además de esto, añade que debe vigilarse la “adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencias entre el conductor y cualquiera de ellos”.

En definitiva, es importante que nuestros animales vayan correctamente sujetos tanto por su seguridad como por la del resto de pasajeros.

¿Qué pasos debo seguir para que el viaje con nuestra mascota sea un éxito?

Además de cumplir la normativa, es importante preocuparnos de que el animal o animales vayan cómodos y tengan un viaje placentero. Cuanto más cómodos vayan, más les gustará viajar.

Antes del viaje es importante verificar que el animal se encuentra bien, ya que si tiene algún tipo de dolencia, como puede ser estomacal, puede que el viaje sea lo menos recomendable. Por ello, puede visitarse a un veterinario si no tenemos claro su buen estado de salud y, sobre todo, si es su primer viaje. Es muy habitual que muchos perros se mareen, por lo que una visita rápida al veterinario servirá para que nos recomiende una medicación antimareo.

Para viajar cómodo, es conveniente dejar que el animal haga sus necesidades antes de subir al vehículo.

A la hora de pensar en el viaje, es recomendable llevar agua para que estén hidratados y también algo de comida e higiene.

Durante el viaje, no olvides parar cada hora y media o dos horas y ofrecerle algo de agua y comida, además de darle un rápido paseo.

Con estas claves, cualquier viaje acompañado de tu mejor amigo será un éxito.

You may also like

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies