Cómo calcular la distancia de seguridad

La distancia de seguridad es el espacio libre que debemos mantener con el coche de delante para asegurarnos de que podemos detenernos, sin chocar, en caso de que el otro frene bruscamente.

Pero también hay otro concepto que hay que recordar al hablar de distancia de seguridad y es que debemos dejar la separación suficiente para que otro coche que venga detrás de nosotros pueda adelantarnos sin problemas.

Por qué es primordial mantener la distancia de seguridad

La importancia de mantener una adecuada distancia de seguridad a la hora de circular es mas que evidente, ya que así reducimos notablemente el riesgo de sufrir un accidente con los otros vehículos que nos rodean.

De hecho, el no respetar la distancia de seguridad se considera falta grave. Puede suponer la pérdida de cuatro puntos de carné y una multa de 200 euros.

Trucos sencillos para calcular la distancia de seguridad

Todos somos conscientes de la importancia que tiene mantener una buena distancia de seguridad al conducir, tanto en carretera como en entornos urbanos. Sin embargo, muchas veces no sabemos exactamente cuanto espacio debemos dejar con el coche que circula por delante de nosotros.

Hay una fórmula muy sencilla para acertar con la distancia de seguridad adecuada en función de la velocidad que llevemos. Se trata de la llamada “Regla del Cuadrado”, que consiste en tomar como referencia la velocidad, quitar el cero y multiplicar la cifra que nos quede por si misma. Es decir, si circulamos a 50 km/hora, tendremos que multiplicar 5+5 y, por tanto, hay que dejar 25 metros con el coche que tenemos delante. Este truco funciona en pavimentos secos, eso si; en caso de lluvia siempre hay que mantener el doble de distancia de seguridad.

Otra manera de estimar si mantenemos la distancia de seguridad correcta tiene en cuenta el tiempo: hay que dejar tres segundos de distancia. Para calcularlo, tomamos como referencia un punto por el que acaba de pasar el coche de delante y contamos lo hasta llegar nosotros. De nuevo, si las condiciones no son las mejores (porque estemos cansados, porque los neumáticos son viejos…) hay que sumar al menos un segundo más a este cálculo.

El papel de los neumáticos en la distancia de seguridad

Además de nuestra capacidad de respuesta, el estado del vehículo también es un elemento clave a la hora de respetar la distancia de seguridad. Entre los aspectos que tenemos que tener en cuenta es, por supuesto, el estado de los frenos, para tener la garantía de que nos detendremos en el espacio adecuado.

Los neumáticos constituyen otro factor fundamental puesto que si están viejos o demasiado usados pueden perder capacidad de agarre y, por tanto, necesitaremos más espacio para frenar con seguridad. Si queremos contar siempre con unos neumáticos en perfectas condiciones tenemos la opción de la Tarifa Plana para Neumáticos de Cartyzen. Con ella, se pueden reponer y mantener los neumáticos abonando una cómoda cuota mensual.

Otros factores que influyen en la distancia de seguridad

La puesta y salida del sol pueden afectar a la visibilidad e influir en la distancia de seguridad correcta

Los factores climáticos son decisivos también a la hora de calcular la distancia de seguridad entre vehículos. Uno de los factores más frecuente es la puesta y la salida del sol, que puede provocar deslumbramientos inesperados que reduzcan la visibilidad durante unos segundos. También hay que tener en cuenta la presencia de la lluvia, la nieve o el hielo, ya que hacen que el asfalto se vuelva más resbaladizo y, por tanto, la distancia de seguridad que debamos mantener sea más larga que en condiciones de buen tiempo.

Otro aspecto que puede alterar nuestra percepción de la distancia de seguridad correcta es la ingesta de determinados medicamentos que influyen en los reflejos y el sentido de alerta. Por tanto, no viene mal que, en caso de empezar a tomar alguna medicación, leamos bien el prospecto para asegurarnos de que no provoca somnolencia, por ejemplo, o de que hay que tomar precauciones a la hora de conducir.

Y, por supuesto, hay que evitar todo tipo de distracciones ya que pueden provocar que alteremos, sin darnos cuenta, la distancia que mantenemos con los coches con los que circulamos.

You may also like

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies